Biolixiviación: Minería limpia

Biolixiviación: Minería limpia

     La minería, especialmente en nuestro país, es una de las actividades económicas más importantes. Sin embargo el proceso de extracción de minerales no es muy amigable con nuestro medio ambiente. Los procesos de recuperación de metales se dividen en dos, los hidrometalúrgicos y los pirometalúrgicos. Los hidrometalúrgicos son aquellos en que utilizan soluciones líquidas para la extracción de cobre. En el caso de los sulfuros, que son insolubles en ácidos, se utiliza la pirometalurgia, donde los minerales son fundidos, lo que produce un alto impacto a nivel ambiental, ya que la fundición de los minerales, genera grandes niveles de contaminación. Durante muchos años estos gases, anhídrido sulfuroso y azufre, fueron emanados a la atmósfera generando ácidos y dando origen a las denominada lluvias ácidas, que producen una alta destrucción en los terrenos agrícolas y en las edificaciones. Para dar una solución a este conflicto, se comenzó a producir ácido sulfúrico a partir de estas emisiones, pero aún as,í siempre hay algo que se libera. Un tercer proceso de extracción y ventajosa a nivel ambiental, es la llamada boilixiviación. Se refiere al proceso mediante el cual es posible recuperar cobre y metales pesados que están asociados al sulfuro. Este consiste en la participación de microorganismos, sello característico del ciclo productivo. Si bien la participación de estos no es directa, juegan un rol fundamental, ya que sin ellos el proceso no funciona. La acción de los microorganismos se puede ver en dos aspectos. Primero generan una condición ácida, la cual es fundamental para solubilizar el mineral. En segundo lugar entregan iones férricos, porque utilizan como fuente de energía el ión ferroso, lo oxidan a ión férrico y con esto obtienen la energía para su función vital. El ión férrico es excelente agente de lixiviación (proceso en el que un disolvente líquido se pone en contacto con un sólido pulverizado para que se produzca la disolución de uno de los componentes del sólido), que en ambientes ácidos ataca a los sulfuros, por lo tanto es aquí, donde se produce la conexión entre los microorganismos y la extracción de los metales. “Estos microorganismos, no todos, pero algunos, oxidan el azufre, porque en este proceso de extracción del mineral, se genera muchas veces azufre elemental o algunos compuestos de azufre que pueden molestar a la etapa de extracción de ataque del ión férrico, entonces estos microorganismos también son capaces de oxidar el azufre que está ahí, y lo convierte en ácido sulfúrico que genera, a su vez, la condición ácida. Entonces todo está ligado para que el proceso funcione. Esto ha sucedido en la naturaleza desde que existen los microorganismos”, señaló Juan Carlos Gentina, Profesor de la EIB. Si bien este proceso extractivo es de gran ventaja para la industria minera, durante los años 60 negaban la posibilidad de que los microorganismos ayudaran, se pensaba que todo era un proceso químico y la presencia de ellos, era sólo una coincidencia. No fue hasta finales de los años 70 cuando recién se comprobó que la presencia de microorganismos era fundamental y que sin ellos el proceso no funciona. A partir de esta época la Escuela de Ingeniería Bioquímica de la Pontificas Universidad Católica de Valparaíso comienza a ser parte de este tema de estudio. “Yo entre a trabajar a esta escuela el año 72 y ya se hablaba de biolixiviación. En esa época impulsaban esa idea el profesor Samuel Navarrete y Fernando Acevedo. Ya en el año 72 se estaban dando los primeros pasos, los primeros trabajos. De ahí nosotros continuamos tratando de entender un poco más de lo que es la biolixiviación, trabajando directamente con microorganismos y minerales, desde el punto de vista como lo sabemos hacer nosotros, desde la fermentación, o sea nosotros usamos el concepto de fermentación para hacer la biolixiviación”, agregó el profesor Gentina. Actualmente la EIB trabaja en este proceso a nivel de laboratorio. El enfoque se basa en las condiciones operacionales que se le entregan a los microorganismos, es decir obtener las mejores condiciones ambientales posibles para que se desarrollen de mejor manera. Una de estas variables ha sido la temperatura en que los han mantenido, permitiendo observar que a mayor temperatura, hay un mejor desarrollo. El 2009 la EIB, firmó un acuerdo con la minera División Andina, lo que dio origen al desarrollo de dos tesis, tanto de pre como de postgrado. La primera investigación en proceso aún, corresponde a la alumna de pregrado Karen Cerda y consiste en el rescate de cobre de vertederos antiguos de la minera. La otra tesis, ya en proceso final, corresponde al alumno de magíster Gianfranco De Bernardi, y consiste en el estudio en las aplicaciones de biolixiviación en compuestos de sulfuros duros, como la calcopirita. Este trabajo busca determinar por qué el proceso de estos sulfuros se detienen en un momento y no permiten completar el ciclo. Si bien la biolixiviación es utilizada en el proceso de recuperación de minerales, la EIB ha participado de otros proyectos bajo esta mirada “Hemos tenido contacto con empresas químicas que nos han contratado, hemos tenido convenios, proyectos CORFO, etc , para estudiar aspectos que les interesan a ellos, usando la mirada de la biolixiviación, que no tiene nada que ver con la recuperación de cobre, pero que tienen que ver con la actividad de microorganismos típicos utilizados en la biolixiviación. Con un empresa de servicios químicos, también tuvimos una experiencia muy interesante y la verdad es que desarrollamos un proceso para generar ión férrico a partir de minerales de fierro y eso dio origen a una solicitud de una patente que se financió porque ganamos un concurso. Ahí está la solicitud que esperamos que se nos conceda”, enfatizó el catedrático.

 

Por Vanja Gjuranovic

Periodista EIB

                                                                                                             Periodista.eib@ucv.cl

 

Galería de imágenes

IMG3
andina2
4zoom1

Puedes suscribirte a nuestras noticias por RSS 2.0.

Información de Contacto

Secretaría de Dirección: (32) 2372000 

Secretaría de Docencia: (32) 2372003

Mail de contacto: info.eib@pucv.cl

Cómo llegar

Dirección: Av. Brasil 2085, Valparaíso

En metro: Dirección Puerto, Estación Francia.

En locomoción colectiva: Dirección Valparaíso por Errázuriz, parada Av. Francia.

Universidad Católica de Valparaíso
powered by dospuntocero.cl:estándares web que puedes pagar

Seleccione su tipo de usuario


Usuario sin Perfil
Estudiante de Enseñanza Media
Alumno de Pre-grado
Alumno de Post-grado
Ex-Alumno
Empresarios o Inversionistas
Académico EIB