Producción de Biocombustibles

Producción de Biocombustibles

    Actualmente se ha mantenido en boga el tema de la contaminación atmosférica y la dependencia que existe a nivel mundial por el uso de combustibles fósiles. Bastó que nuestro país se viera afectado por el corte de gas desde Argentina para comenzar a buscar energías alternativas. Fue entonces cuando comenzaron a tener mayor relevancia los denominados biocombustibles. “Los biocombustibles vienen a reemplazar parte de lo que son los combustibles fósiles que hoy día se utilizan para lo que es el transporte, hablamos de bioetanol, que puede ser utilizado en mezcla con bencina o en su totalidad en motores que puedan ser adaptados para el consumo con etano, lo que se denomina el flexifull, que es un motor que permite usar hasta un 85% de etanol, o el biodiesel que puede ser reemplazado completamente, en un 100% por el petróleo diesel que se utiliza en los motores”, señaló Germán Aroca, especialista en biocombustibles.

En esta categoría varios países han experimentado el uso de esta nueva fuente combustibles, y que son una gran oportunidad para diversificar la matriz energética del país y disminuir la contaminación ambiental. Ejemplo de ello es Brasil, que utiliza automóviles con bioetanol y que hoy, ha implementado en Santiago, la primera estación de servicio de energía limpia, Petrobras, que permitiría descontaminar en parte el aire de la capital.

Los biocombustibles se clasifican en tipos: Los de primera y los de segunda generación. Los primeros son aquellos que compiten directamente con el mercado alimentario, ya que su producción utiliza las mismas materias primas que las destinadas a la producción alimenticia, además de usar el suelo agrícola para producirlos. A raíz de esta problemática los estudios se enfocan en una nueva categoría. “Hoy día se habla de los biocombustibles de 2da generación que son aquellos que no van a competir con el tema alimentario o por fuente de alimentos y estos son los que provienen principalmente de productos lignocelulosos como la madera, desechos forestales, desechos agrícolas, que tienen un alto contenido de celulosa y que han sido hidronizados, se pueden conseguir los materiales para transformarlos en etanol”, agregó el Dr. Aroca.

La Escuela de Ingeniería Bioquímica, de la PUCV, estudia las posibilidades para producir este biocombustible derivado de la celulosa. Para mejorara el desarrollo del proyecto se conformó el Consorcio Bioenercel S.A, donde participan la Universidad de Concepción, la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, La CMPC, Masisa y Celulosa Arauco, con el apoyo de Fundación Chile. El proyecto tiene como eje fundamental la producción de etanol, a nivel nacional, y que de concretarse permitiría abrir en el país un mercado creciente en el uso de energías limpias.

Asimismo y con la finalidad de lograr una tecnología económicamente sustentable para producir biocombustibles, la Escuela de Ingeniería Bioquímica de la Universidad Católica de Valparaíso y las empresas Clean Eneregy y Gener desarrollan un proyecto experimental de pequeña escala. De esta manera, se busca obtener biodiesel a partir del cultivo de microalgas y la extracción de sus aceites naturales. De ser factible la producción de esta fuente energética, nuestro país se posicionaría, a nivel sudamericano, como uno de los productores emergentes en esta materia.

Galería de imágenes

DSCI0001

Puedes suscribirte a nuestras noticias por RSS 2.0.

Información de Contacto

Secretaría de Dirección: (32) 2372000 

Secretaría de Docencia: (32) 2372003

Mail de contacto: info.eib@pucv.cl

Cómo llegar

Dirección: Av. Brasil 2085, Valparaíso

En metro: Dirección Puerto, Estación Francia.

En locomoción colectiva: Dirección Valparaíso por Errázuriz, parada Av. Francia.

Universidad Católica de Valparaíso
powered by dospuntocero.cl:estándares web que puedes pagar

Seleccione su tipo de usuario


Usuario sin Perfil
Estudiante de Enseñanza Media
Alumno de Pre-grado
Alumno de Post-grado
Ex-Alumno
Empresarios o Inversionistas
Académico EIB