Publicación EIB La Segunda 19/08/2016: Biocombustibles para una economía sustentable

Publicación EIB La Segunda 19/08/2016: Biocombustibles para una economía sustentable

La Escuela de Ingeniería Bioquímica de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV) desarrolla una investigación para producir biocombustibles de segunda generación y para la biooxidación de metano, todo en el marco de producción de energías renovables no convencionales y reducción de emisión de gases de efecto invernadero.

Dr. Germán Aroca,

Escuela de Ingeniería Bioquímica.

No es un hecho desconocido que el cambio climático está causando estragos en el planeta. Estudios recientes aseguran que la temperatura de la Tierra ha incrementado en alrededor de un grado Celsius durante los últimos 50 años. El uso intensivo de combustibles fósiles; petróleo, carbón y gas natural, ha generado los denominados gases de efecto invernadero, los cuales han contribuido a que el calentamiento global sea cada vez mayor. Es por ello que hoy en día se están buscado opciones que puedan retrasar este fenómeno y hacer de nuestro planeta un mundo más limpio.

Precisamente es en esta área, de producción de energías renovables no convencionales y reducción de emisión de gases de efecto invernadero, en donde trabaja la Escuela de Ingeniería Bioquímica de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV), desarrollando una investigación para producir biocombustibles de segunda generación y para la biooxidación de metano.

Los biocombustibles se clasifican en dos tipos: los de primera y los de segunda generación. Los primeros son aquellos cuyas materias primas se tranzan en el mercado alimentario. Por otra parte, encontramos los biocombustibles de segunda generación, que son aquellos que provienen principalmente de materiales y residuos lignocelulósicos, como la madera y residuos de cultivos agrícolas, los cuales tienen un alto contenido de celulosa y hemicelulosas. Estos biocombustibles de segunda generación, al  ser pretratados e hidrolizados, se consiguen las azúcares que pueden transformarse en etanol y otros productos de mayor valor, como el butanol, que es un precursor de biocombustible de aviación, ente otras aplicaciones.

Madera como combustible

En Chile, la alternativa para producir biocombustibles a través de la utilización de la biomasa forestal, fue estudiada a través del Consorcio Tecnológico BIOENERCEL S.A. formado en el año 2008, financiado por INNOVA Chile de Corfo, y que reúne a las empresas Celulosa Arauco, CMPC Celulosa, MASISA, Fundación Chile, la Universidad de Concepción y la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. En dicho proyecto se estableció la factibilidad técnica de la producción de bioetanol a partir de madera en Chile. El bioetanol puede ser utilizado, por ejemplo, en mezcla con gasolina como combustible para motores. En países como Brasil y Estados Unidos es producido principalmente a partir de caña de azúcar, resultando ser una alternativa viable a las fuentes energéticas convencionales, y además con un bajo nivel de contaminación. 

Normativa vigente

Actualmente no existe un mandato en nuestro país para la incorporaciooa el mercado para este tipo d  d eproductos. ci ahora corroborado en  t de Chile, y la Uniorio de Enerón de biocombustibles a las gasolinas, que es lo que en otros países ha generado el mercado que impulsa el desarrollo de este tipo de productos. Chile importa agentes oxigenantes de gasolinas que han sido prohibidos en varios estados de Estados Unidos, por su posible acción contaminante del medio ambiente. La alternativa es que nuestro país produzca directamente un agente oxigenante a partir de bioetanol, que venga a reemplazar el que hoy en día la Empresa Nacional del Petróleo está importando a Chile en el orden de los 250 millones de dólares. 

El desarrollo de un proceso de esta naturaleza, en la cual se transforma la materia prima lignocleulósica en azúcares y de allí a etanol, es la primera piedra de lo que hoy se denomina la bioeconomía, una economía basada en la biomasa. Desde esos azúcares pueden ser elaborados una innumerable cantidad de productos que reemplazan aquellos que actualmente se obtienen desde el petróleo –ya sean solventes, productos químicos, polímeros y resinas–, con la consecuente disminución en la huella de carbono en su producción y, por ende, mayor sustentabilidad.   

Un caso particular que también merece ser mencionado es la integración de esas biorrefinerías con sistemas de tratamiento de residuos líquidos, como purines de cerdo, a través de la cual se puede generar la energía que disminuya aún más la huella de carbono de la producción de dichos productos. En ello trabajamos desde la Escuela de Ingeniería Bioquímica PUCV, evaluando cómo la integración de biorrefinerías puede hacer más viable –desde el punto de vista económico y ambiental– la producción de butanol e isobutileno, que son muy valorados en el mercado internacional, y más aún si provienen de fuentes renovables.

 

Fuente: http://impresa.lasegunda.com/2016/08/19/A/fullpage#slider-41


 

Galería de imágenes

biocombustibles

Puedes suscribirte a nuestras noticias por RSS 2.0.

Información de Contacto

Secretaría de Dirección: (32) 2372000 

Secretaría de Docencia: (32) 2372003

Mail de contacto: info.eib@pucv.cl

Cómo llegar

Dirección: Av. Brasil 2085, Valparaíso

En metro: Dirección Puerto, Estación Francia.

En locomoción colectiva: Dirección Valparaíso por Errázuriz, parada Av. Francia.

Universidad Católica de Valparaíso
powered by dospuntocero.cl:estándares web que puedes pagar

Seleccione su tipo de usuario


Usuario sin Perfil
Estudiante de Enseñanza Media
Alumno de Pre-grado
Alumno de Post-grado
Ex-Alumno
Empresarios o Inversionistas
Académico EIB