Publicación La Segunda 26/05/2017: Bioeconomía: La clave para enfrentar los desafíos del cambio climático

Publicación La Segunda 26/05/2017: Bioeconomía: La clave para enfrentar los desafíos del cambio climático

En rol de la bioeconomía es clave porque permiten mejorar estos índices y contribuir con competitividad a mitigar la generación de gases efecto invernadero.

 

  • Rolando Chamy Maggi
  • Director Núcleo Biotecnología Curauma
  • Profesor Escuela de Ingeniería Bioquímica PUCV

 

Es un hecho que es el aumento progresivo y constante de las emisiones atropogénicas de los llamados gases de efecto invernadero y su acumulación en la atmósfera durante siglos han devenido en un grado de concentración que amenaza con elevar la temperatura de la Tierra a niveles peligrosos para la existencia humana.

No hay duda alguna el cambio climático es uno de los desafíos ambientales más importantes del último tiempo. Por ello resulta fundamental diseñar nuevas estrategias que permitan mitigar sus efectos. Estrategias que, además de permitir un país más sustentable y que fomente el compromiso ético y moral para garantizar este planeta a las nuevas generaciones, representan una clara oportunidad para impulsar la competitividad en las pequeñas y medianas empresas.

Según un informe del Banco Mundial (“Fortalecimiento de las industrias competitivas: La oportunidad de ofrecer el clima y la tecnología limpia en los países en desarrollo”), abordar el cambio clima tico es una excelente oportunidad económica para los países en desarrollo. Ello, puesto que permiten generar crecimiento y empleo al mismo tiempo que proporcionan soluciones a los retos que existen en materia ambiental a nivel local. En este sentido las pymes están llamadas a interpretar los nuevos escenarios de este tercer milenio y adaptarse a ellos, comprendiendo el impacto que produce el uso de tecnologías limpias.

Por eso el rol que juega la vio economía (economía basada en la materia orgánica) es clave, porque representa una oportunidad para generar nuevas fuentes de conocimiento económico y social, y de este modo convertirnos en una sociedad cada vez menos dependiente de los recursos fósiles, que no sólo no son renovables, sino que también su sobreutilización está afectando en cambio climático. El problema es que, pese a la importancias que la innovación, la sustentabilidad y la bioeconomía tienen para nuestro futuro, no existe una visión concreta de sus beneficios, por lo que es urgente que se desarrollen aún más políticas públicas de innovación eficaces que permitan movilizar la base de conocimientos necesarios para impulsar estas áreas.

Esto representa un escenario ante el cual las pequeñas y medianas empresas no pueden quedar atrás. Y es que para las economías crezcan, se deben integrar las pymes en un esfuerzo conjunto para aumentar el crecimiento nacional. No cabe duda que como agentes económicos, deben impulsar diferentes estrategias que les permitan hacer frente a los nuevos desafíos que presenta el mundo globalizado en el que se desenvuelven hoy en día.

Parámetros de competitividad

Actualmente un buen desempeño productivo, ambiental y social, constituye un eje que muchas empresas tanto a nivel nacional como internacional están considerando como parámetro de competitividad. La problemática existente establece que las pymes se encuentren dificultadas en el desarrollo y mantenimiento de indicadores que midan su sostenibilidad, dado el difícil acceso a metodologías para su cálculo así como la falta de capacidades en su registro. Esta situación impide que estas organizaciones puedan, por ejemplo, optar a una certificación, generar reportes de sostenibilidad, visualizar buen desempeño ambiental o acceder a financiamiento. Una vez obtenidos estos índices, el rol de la bioeconomía es clave porque permite mejorar estos índices y contribuir con competitividad a mitigar la generación de gases efecto invernadero.

Dicen que innovar es crecer de forma inteligente y sostenible, porque incluso la más pequeña de las pymes tiene la capacidad en sí de poder dar un paso hacia delante y adaptarse a esta nueva realidad, creciendo a través del desarrollo de nuevos y servicios. Por eso debemos asumir el compromiso de trabajar con las pymes para fomentar la implementación de tecnologías limpias, de este modo aumentar su competitividad y permitirles aportar en la mitigación de los efectos del calentamiento global, como también asegurarse un lugar dentro de los diversos mercados que, día a día, son cada vez más exigentes.

Y es que el alza en el precio de los combustibles, la creciente demanda energética –la Agencia Internacional de Energía estima que la demanda mundial de energía aumentará un 40% dentro de los próximos 20 años, si los países mantienen su ritmo actual de crecimiento del consumo– y la escasez de recursos naturales, por nombrar algunos ejemplos, alientan a empresas y gobiernos a diversificar la tecnología implementada hasta ahora. Sólo aquellas que posibiliten el crecimiento de una economía de bajo consumo de carbono y de uso eficiente de los recursos serán las que prevalecerán a futuro y esta economía en el futuro no es otra que la bioeconomía.

 

Fuente: La Segunda

Galería de imágenes

bioeco
Chamy 26 mayo

Puedes suscribirte a nuestras noticias por RSS 2.0.

Información de Contacto

Secretaría de Dirección: (32) 2372000 

Secretaría de Docencia: (32) 2372003

Mail de contacto: info.eib@pucv.cl

Cómo llegar

Dirección: Av. Brasil 2085, Valparaíso

En metro: Dirección Puerto, Estación Francia.

En locomoción colectiva: Dirección Valparaíso por Errázuriz, parada Av. Francia.

Universidad Católica de Valparaíso
powered by dospuntocero.cl:estándares web que puedes pagar

Seleccione su tipo de usuario


Usuario sin Perfil
Estudiante de Enseñanza Media
Alumno de Pre-grado
Alumno de Post-grado
Ex-Alumno
Empresarios o Inversionistas
Académico EIB